Pese a alcanzar nuevamente dos finales en la edición sucesiva de 1962 y en la de 1964, el equipo acusó su veteranía y se produjo un cambio generacional de la mano del técnico Miguel Muñoz, exintegrante del exitoso grupo. En 1989 y 1991 se jugó a partir de grupos, y los dos primeros clasificados de cada grupo jugaron una liguilla final todos contra todos para decidir al campeón, pero sin la disputa de un partido final.

Puede que también te guste...