camisetas replicas del mundial


Y con lentitud aunque con firmeza, a medida que el megáfono crece, chandal real madrid la claridad del PORQUÉ empieza a diluirse. Era un delantero implacable, capaz de jugar por el centro del área, cabecear y definir, jugar de segundo punta o «falso nueve», al aprovechar su estatura y su movilidad para recibir de espaldas y encarar al gol, además de conectar con el mediapunta.